Quijadas de acero: Los boxeadores con mayor asimilación en tiempos de ayer y hoy

quijadas boxeo

Quijadas de acero es un término para los que aguantan muchos golpes. El boxeo con ese arte de la asimilación y la valentía que ha visto a lo largo de la historia a campeones desafiando los límites de la resistencia humana. Pero…

¿Qué es un campeón sin una mandíbula granítica? Esas mandíbulas que soportan golpes como montañas, que se niegan a ceder ante el embate del puño rival. En este viaje por el cuadrilátero, exploraremos las quijadas más legendarias que han dejado huella en la memoria de los aficionados.

Estos guerreros con sus mandíbulas incólumes, nos enseñaron que en el boxeo, la verdadera fortaleza no solo está en los músculos, sino en la voluntad de seguir de pie, incluso cuando todo parece perdido y que la mayor cualidad de un boxeador no es la pegada ni la técnica. Es la resistencia.

Recomendado para ti:

Aquí está mi Top 5 quijadas de acero en el ayer y hoy

5. Ruslan Provodnikov (25-5-0, 18 KO a favor – 0 en contra):
El “Siberiano Rocky” Ruslan Provodnikov era un torbellino en el ring. Su quijada era inquebrantable, y su estilo agresivo lo llevó a enfrentamientos épicos. Provodnikov podía recibir golpes brutales y seguir avanzando. Su mandíbula de acero lo hizo memorable.

4. Carlos Monzón (87-3-9, 59 KO a favor – 0 en contra):
El argentino apodado “Escopeta”, también merece un lugar en esta lista. Su quijada era sólida como una roca. Monzón era un campeón mediano que defendió su título con ferocidad. Su estilo técnico y su capacidad para soportar golpes lo convirtieron en una leyenda.

3. Jake LaMotta (83-19-4, 30 KO a favor – 4 en contra):
El “Toro Salvaje” era famoso por su quijada de acero. Peleó en una época dorada del boxeo, enfrentando a rivales como Sugar Ray Robinson. LaMotta podía recibir golpes devastadores y seguir en pie. Su estilo de presión constante y su resistencia hicieron que su quijada fuera legendaria.

2. Marvin Hagler (62-3-2, 52 KO a favor – 0 en contra):
Marvelous era un zurdo implacable. Su quijada era legendaria; podía recibir golpes brutales y seguir adelante. Hagler no solo tenía resistencia física, sino también mental. Su estilo agresivo y su capacidad para absorber castigo lo convirtieron en un campeón indomable.

1. Kid Gavilan (108-30-5, 28 KO a favor – 0 en contra):
Conocido como “El Niño del Filo”, Carlos González tenía una quijada de granito. Su estilo era agresivo y valiente, siempre avanzando hacia su oponente. Soportaba golpes como un titán, y su mandíbula parecía inquebrantable. Cuando Gavilán estaba en el ring, la gente sabía que verían una pelea épica.

Sígueme en las diferentes plataformas de GDP con un solo clic y no te pierdas del mejor contenido boxístico:

Facebook | Instagram | YouTube | Tiktok | Twitter

Difunde este articulo a todos lados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *